Qué debe saber el osteópata acerca de: el intestino delgado

Leave a comment

EL INTESTINO DELGADO

El intestino delgado es la continuación del duodeno. Es un tubo que tiene una longitud de 5 a 6 metros aproximadamente en un adulto, su diámetro es de 2 a 4 cm. y ocupa la mayor parte de la cavidad abdominal. El yeyuno constituye las dos quintas partes de su longitud y el íleon las tres quintas partes restantes. El íleon tiene la pared más delgada que el yeyuno y su diámetro medio es de 2,5 cm. Los pliegues circulares de la mucosa del íleon son más pequeños y están más separados y su frecuencia disminuye a medida que llega a su final al igual que sus vellosidades.

Localización: 15796el intestino delgado se localiza dentro de la herradura que forma el intestino grueso, como un armazón que protege las 15 o 16 asas que lo constituyen. Estas asas forman una masa que ocupa más espacio a la izquierda recubriendo al colon descendente, mientras que en el lado derecho mantienen libre al colon ascendente. Las asas del yeyuno se encuentran en el mesogastrio, la mayor parte en la zona superior izquierda en horizontal y las del íleon en el hipogastrio en la zona inferior derecha vertical.

Medios de fijación: las asas intestinales están recubiertas totalmente por el epiplon mayor y unidas a la pared posterior de la cavidad abdominal por el mesenterio y a los órganos retroperitoneales (vasos, parte supramesocólica del duodeno, riñones, uréteres, colon ascendente y descendente), por su parte superior se unen al colon transverso y por la inferior a los órganos de lamesenterio-5-638 pelvis menor. El yeyuno se origina en la zona izquierda del mesogastrio formando el ángulo duodeno-yeyunal a la altura de la vértebra L2 donde puede encontrarse, en ocasiones, escondido tras la línea parietal de unión del mesenterio. Ésta se inserta en la unión duodeno-yeyunal justo en la parte izquierda de la columna lumbar superior y discurre oblicuamente hacia abajo y a la derecha terminando en la unión ileocecal.

Posición y movimiento: las asas intestinales poseen una gran capacidad de movimiento gracias al mesenterio. Sus posiciones variables dependen del llenado intestinal, peristaltismo, la posición del cuerpo, la relación con los órganos de la pelvis, el embarazo, etc. Las asas intestinales pueden desplazarse en posición craneal, caudal o lateral por diversos motivos como una enteroptosis, problemas reflejos y esfuerzos, que pueden generar adherencias en el epiplon mayor, en los pliegues de las asas afectadas y el mesenterio. Existe una porción del intestino delgado que aún con su mesenterio acortado mantiene más o menos su posición, es el íleon terminal, que discurre desde la izquierda a través del músculo psoas derecho hasta la unión ileocecal.

Inervación: el intestino delgado está inervado por fibras simpáticas entre las vértebras D9 y D11 y parasimpáticas eferentes y aferentes. Son ramas de los plexos celiaco, mesentérico superior e inferior e hipogástrico superior e inferior. La zona típica de dolor del intestino delgado se localiza a cuatro centímetros alrededor del ombligo.

Afecciones del intestino delgado e indicaciones

La zona íleoyeyunal  es la más susceptible de padecer adherencias por infección, espasmos viscerales y enteroptosis. Todo ello puede afectar a zonas adyacentes como la genital, la válvula ileocecal, y generar apendicitis, problemas de vejiga, etc.

En caso de un abdomen hipotónico el intestino delgado puede ir desplazándose hacia abajo y hacia delante lo cual solicita la columna lumbar a través de su medio de fijación, el mesenterio, que al insertarse en la pared abdominal posterior incrementa la lordosis produciendo lumbalgia.

El tratamiento del intestino delgado está indicado en las enteroptosis y también en caso de padecer síntomas como: sensación de molestia y de tirones umbilicales (sobre todo tres o cuatro horas después de comer), no soportar el cinturón, dolor abdominal después de estar de pie de forma continuada, dificultad respiratoria en sedestación que mejora en decúbito y molestias después de cuarenta días de embarazo.

Advertisements

Qué debe saber el osteópata acerca de: el duodeno

Leave a comment

EL DUODENO

El duodeno es la prolongación del tubo digestivo después del estómago pasado el píloro. Es la primera parte del intestino delgado con una longitud aproximada de 25 a 30 centímetros. Su inervación es la misma que la del estómago, los nervios del gran simpático y parasimpático formados por fibras aferentes y eferentes. Está compuesto de cuatro porciones:

Primera porción: comprendida entre el píloro y el primer codo duodenal situado en horizontal a la altura de L1. Esta primera porción puede depender de la posición del estómago ya que tiene una gran movilidad. Su cara anterosuperior se halla en contacto con el lóbulo cuadrado del hígado y la vesícula biliar formando el bulbo duodenal. Su cara posterior se halla en contacto con la cabeza del páncreas a través de un repliegue peritoneal. El ligamento hepatoduodenal está formado por dos hojas de peritoneo; una recubre la superficie anterosuperior y la otra recubre la superficie posteroinferior para unirse en la parte superior del duodeno y dirigirse hacia el hígado. El ligamento hepatoduodenal encierra en su espesor la vena porta, la arteria hepática y el conducto colédoco. Este ligamento forma a su vez el borde derecho del epiplon menor. El epiplon menor es una capa membranosa de doble tejido graso que tapiza, contiene y conecta el estómago y los intestinos hasta el hígado. La primera porción del duodeno es la única que no es retroperitoneal.

Segunda porción: discurre en sentido vertical en busca de la segunda curva duodenal que ­­­­­­­se localiza a la altura de la vértebra L3 y descansa sobre el músculo psoas derecho. La parte superior externa de la segunda porción se encuentra sobre el hilio del riñón derecho, mientras que la parte opuesta que forma una curva interior se halla en contacto con el páncreas a través de tejido conjuntivo.

El mesocolon transverso es un pliegue amplio del peritoneo que conecta el colon transverso con la pared posterior del abdomen. En su recorrido, las dos hojas que componen el mesocolon, rodean y se insertan en la segunda porción del duodeno, en el borde inferior del páncreas y en la cara inferior de la cabeza del páncreas llegando hasta el bazo.

Tercera porción: es horizontal y asciende ligeramente pasando por delante de la vena cava inferior y la aorta abdominal. La tercera porción del duodeno a medida que avanza desde la segunda curvatura va cubriéndose cada vez más por el peritoneo llegando a la tercera curvatura que asciende por el borde izquierdo de la aorta abdominal.

Cuarta porción es ascendente a lo largo de la arteria aorta y finaliza en el codo duodeno-yeyunal, zona en la que el duodeno se encuentra localizado de forma intraperitoneal, por detrás del mesocolon transverso y a la altura de la vértebra L2.

En el lado izquierdo de la cuarta porción hasta el codo duodenoyeyunal se encuentran unas cavidades peritoneales pequeñas, cuya profundidad y tamaño varía de unas personas a otras,  que están formadas por la fijación del mesenterio proveniente de la unión ileocecal y que se inserta en la pared posterior del abdomen. Las fosas procedentes del pliegue duodenomesocólico inferior tienen importancia por tener predisposición a hernias intraperitoneales.

 rrP1070571

 *1ª, 2ª, 3ª, 4ª: porciones del duodeno

 *L1, L2 L3: localización de las vértebras lumbares

Los medios de fijación del duodeno

rRP1070565

La fascia de Treitz es el principal medio de fijación que une la cabeza del páncreas y la parte posterior de la cuarta porción del duodeno al peritoneo parietal posterior.

El músculo de Treitz es un conjunto de fibras procedentes del pilar izquierdo del diafragma, cerca del hiato aórtico, desciende a la izquierda del tronco celíaco y de la arteria mesentérica superior, pasa por delante de la aorta y por detrás del páncrea. Se inserta en el codo duodeno-yeyunal, en forma de abanico, constituyendo el único punto fijo del duodeno.

Ligamento hepatoduodenal une el borde superior de la primera porción del duodeno al hígado y a la vesícula.

Ligamento cístico duodenal une el borde superior de la primera porción del duodeno al borde del epiplon menor.

Ligamento duodenorrenal une el borde externo del principio de la segunda porción, a través de un repliegue seroso horizontal, al ángulo subhepático y la extremidad superior del riñón derecho.

Ligamento duodenocólico une la segunda porción del duodeno al colon.

 

Movilidad del duodeno

Porción duodeno       1ª   /     Codo     2ª     /  Codo     3ª   / — Codo    4ª+Codo
Posición
normal
L1               L1 L1, L2, L3      L3 L3, L2         L2 Fija en L2
Inspiración normal L2               L3 L3, L4           L4 L4, L3           L3  Fija en L2
Inspiración forzada L1   Dis L1-D12 L1,L2 Dis L2-L3 Dis L2-L3 —  L2  Fija en L2
Acostado L1               L1 L1, L2, L3      L3 L3, L2          L2  Fija en L2
De pie L2               L2 L3, L4            L4 L4, L3           L3  Fija en L2

*DIS: disco intervertebral

Por lo expuesto en la gráfica podemos observar que la posición normal del duodeno coincide con la posición acostado ya que el estado normal del duodeno se valora en decúbito supino.

Durante la inspiración normal el duodeno desciende una distancia aproximada de una vértebra de manera global.

Durante la inspiración forzada el duodeno asciende ligeramente de forma global hasta la altura del disco intervertebral.

En bipedestación el duodeno desciende una distancia aproximada de una vértebra de manera global.

Observamos también que la cuarta porción y el codo, el duodenoyeyunal, permanecen siempre fijos a la misma altura vertebral.

More